miércoles, 25 de febrero de 2009

·

Ella bailaba
un vals francés
punta-tacón-punta
su pollera verdeolivo
giraba y la elevaba
ella bailaba
exquisita
en puntas de pie
y el la miraba
y sonreía















brindopornosotros

13 comentarios:

g. dijo...

Hermoso texto.
Imagenes realmente sexuales, se me hacen.

¿Qué pasa si él es más chiquito que ella, eh?


punta-tacón-punta... Me hace acordar a Bart Simpson cuando le enseña a caminar a Lisa para el concurso "Pequeña Señorita Sprinfield"...

Besos Jor.

El león dijo...

quizá desea algo de ella, o solo disfruta mirandola... pueden ser las dos también

besos y vasos

Pablo dijo...

Pocos momentos tan lindos como ver lo deseado moverse en dulces movimientos a nuestros ojos. Tan cerca y deseable, y tan admirable a la vez.

Eclipse dijo...

él la miraba y sonreía... hace falta más?
las cosas que pueden una pollera verdeolivo!!

Galán de Barrio dijo...

tu texto regala una imagen hermosa

Marie Augustine. dijo...

qe gran brindis el de hoy.

yo mismo dijo...

claro que la miraba. a las bellas damas, bailarinas de piel blanca, afrancesadas, que ya es decir, ellos siempre las miran.

claro que sonreía... no podía ser de otra manera... como yo he sonreído al leer esto.

otros proyectos me atrapan el tiempo, pero ya estoy viniendo, me cuesta un poco, pero lo estoy consiguiendo :) un beso, amiga.

Xaj dijo...

Siempre se sonríe, frente a las polleras y las nenas que saben bailar.

Abraxo Jor!

Dolores Eidán dijo...

Sonrisa grande debe haber esbozado aquel que la miraba.
Cualquiera ante alguien haciendo bailar un vestido verdeolivo.

Hermoso.

Le Fer Net dijo...

Que lindoooo Jor!!!

Un beso grande

Nacho dijo...

"él la miraba
y sonreía".

Ese instante ha sido demasiado bello como para olvidarlo. Soñaré con eso.

Abrazos!!


Nacho.

Galán de Barrio dijo...

querida jugadora, pasá por casa ( a vos no te digo "por el barrio", ya que sos vecina) que tengo algo para vos!

besos!

Soledad dijo...

Bailemos hasta el amanecer, dice Bolivar.


Jajajajajajajaa, amo reirme de esa forma. Y te juro... hacía años que no me dolían hasta los ovarios de la risa :)

Te adoroooo!